Roy Hargrove

roy_hargrove

El primer dedo que señaló al joven trompetista Roy Hargrove no fue otro que el de Wynton Marsalis, feliz por haberle descubierto cuando era todavía un estudiante perdido en el anonimato de instituto.

Ocho años menor que su mentor, el trompetista de Texas pasó a engrosar las listas de aquellos “Young Lions” que, a finales de los ochenta, irrumpieron en la escena jazzística con la bandera de una generación prodigiosa.

El respaldo de la compañía Verve sería definitivo en los logros de su trayectoria posterior, en la que brillan con todo merecimiento dos premios Grammy, el primero por “Habana” (1998) junto a su grupo Crisol y el segundo por “Directions in Music” (2002) acompañando a Herbie Hancock y Michael Brecker.

También ha compartido escenario con luminarias como Sonny Rollins, Jackie Mclean, Joe Henderson, Jimmy Smith, Abbey Lincoln…

Lejos de encasillarse en una única dirección, Hargrove ha desarrollado proyectos muy dispares como su espectacular Big Band o RH Factor, grupo con el que rinde un impactante tributo a la cultura negra -jazz, funk, hip-hop, soul o gospel- y homenajea obras maestras como “In a Silent Way” de Miles Davis.

El de su quinteto es, en cambio, un jazz de traje y corbata, pulcro, acústico y de gran pegada: como reza el título de su grabación, alimento para el oído (“Earfood”). Un alimento que nutre desde el primer instante gracias a un trompetista capaz de trazar con precisión las intrincadas alegrías del bebop o de detenerse en una nota eternamente para explorar toda su sonoridad. El fraseo del joven león reúne como ningún otro lo mejor de la tradición y el espíritu espontáneo y aguerrido de las jam sessions. ¿Alguien va a perderse su rugido?

Roy Hargrove: trompeta
Justin Robinson: saxo
Sullivan Fortner: piano
Ameen Saleem: contrabajo
Montez Coleman: batería

Ciclos 1906 jazz