100 años de Billie Holiday

100 años de Billie Holiday

18 de febrero de 2015

Texto: Luis Miguel Flores

2015 va a ser, sin duda, año Holiday. El próximo 7 de abril se cumplirán 100 años de Billie Holiday, del nacimiento de Lady Day en Filadelfia. Habrá muchas celebraciones. Seguro. Y las iremos contando. De momento, se acaba de anunciar la edición del recopilatorio “The Centennial Collection” -centrado en sus primeros años- para el 31 de marzo. Y además, en estos días -entre el 19 y el 21 de febrero de 1958- Holiday grabó las sesiones para el que sería su último disco publicado en vida: “Lady In Satin”. Una obra maestra.

“The Centennial Collection” reunirá 20 canciones grabadas entre 1935 y 1945, con especial incidencia en el periodo 1937-1939. 20 clásicos de Lady Day que funcionan como una perfecta puerta de entrada a la Billie Holiday de la primera época; es decir, la de la orquesta de Teddy Wilson o la propia Billie Holiday Orchestra, con solistas como Lester Young. No faltan “Strange Fruit”, “Lover Man”, “God Bless the Child”, “Summertime”, “These Foolish Things”... No olvidemos que además el otro día os contamos que José James editará su disco de homenaje a Billie en esa misma fecha: 31 de marzo de 2015.

Por su parte, “Lady In Satin” muestra a la perfección a la Holiday crepuscular, con su capacidad vocal claramente mermada (sobre todo en el registro agudo), pero con la expresividad y la emoción a flor de piel, siempre rozando el escalofrío. Se trata de una colección de baladas preñadas de dolor y melancolía, grabadas entre el 19 y el 21 de febrero de 1958 con la orquesta de Ray Ellis. Una orquesta de cuerdas de arreglos similares a los de Ella Fitzgerald en sus “Songbooks”, que envuelve y enaltece perfectamente la casi desesperada interpretación de nuestra Lady Day.

“Lady In Satin” fue editado en junio de 1958, trece meses antes del fallecimiento de Billie Holiday. Fue su último disco en vida e incluye 12 emocionadas lecturas de standards que Billie no había grabado antes, como “I’m a Fool to Want You”, “The End of Your Love Affair” o “I Get Along Without You Very Well”.