Crónica: 2CELLOS en Vigo, Bach es rock and roll

Crónica de 2Cellos en Vigo. Auditorio do Mar. 21 de mayo de 2016. Fotografía: Janite Lafuente

22 de mayo de 2016

Texto: Javier Fraiz / Fotografías: Janite Lafuente

“Llenar, elegir música que sea inmortal y accesible, llevar ropa que sea cómoda, dejar que el público entre con bebida”. James Rhodes decidió que ocurriera así tras ser redimido, por la música, de sus traumas y excesos. Stjepan Hauser y Luka Sulic, los dos virtuosos que forman 2CELLOS, llegaron a la misma conclusión de común acuerdo. Habían estudiado en escuelas diferentes y apenas se veían desde los 14. En 2010 decidieron romper bridas y liberar el instrumento: de la música de cámara a festivales y estadios. Se convirtieron en un fenómeno viral tras su versión del “Smooth Criminal” de Michael Jackson; 18 millones 750 mil personas lo habían visto hasta ayer en Youtube. Tres discos y una gira con Elton John más tarde, los croatas tocan en la cima, paladeando la fama y el reconocimiento de haber llevado la música clásica a otra dimensión; atrayendo a parejas, familias y rockeros al concierto de dos violonchelistas. Vigo, este sábado, constató que la fórmula funciona. Que la música clásica subyace, sí, pero el objetivo es un horizonte infinitamente más amplio.

“Tranquilos, no es un concierto de clásica; podéis bailar, cantar, subir al escenario a hacer breakdance…”, dijeron al Auditorio do Mar de Vigo tras un inicio emocionante, con el “Oblivion” que sublimó Astor Piazzola y trasladando después a los cientos de personas del público, con “Gabriel’s Oboe”, desde los pies del Atlántico a las cataratas de Iguazú localizadas en “La Misión”, la película a la que puso banda sonora Ennio Morricone.

Sostiene Rufus Wainwright que la música clásica ha de ser desafiante. Para 2CELLOS, es capaz de crecer en su caudal hasta defender una canción de U2, AC/DC, Coldplay o The Rolling Stones. Sin dar una tregua, el dúo croata encendió al público interpretando con energía clásicos como “With or Without You” y “Where the streets have no name”, de la banda de Bono, o el “Thunderstruck” y el “Highway to Hell” de los AC/DC.

Antes del parón previo a los bises, los violonchelistas se pusieron salvajes para recordar a Nirvana con el “Smells like teen Spirit” y replicaron el riff inconfundible de “Satisfaction”, propiciando que el Auditorio do Mar de Vigo se sumara a un coro colectivo del pegadizo estribillo de sus Satánicas Majestades. Las canciones rockeras ganaron fuerza y velocidad con el apoyo, a la batería, de Dusan Kranjc, quien además se lució con un solo.

Elton John los puso por las nubes. “No he escuchado algo como ellos desde Jimi Hendrix en los 60”, dijo el icono del pop. Luces, pantallas de vídeo, decibelios y adrenalina están presentes a lo largo del concierto de 2CELLOS. Cuando pisan el pedal de distorsión y se retan como dos guitarristas, el público se enardece. También reparten caricias, como en el arranque y en otro tema de música clásica elegido para terminar con la piel de gallina: el Aria sobre la Cuerda de Sol, de Johann Sebastian Bach, una estrella del rock del siglo XVIII, “el Dios inmortal de la armonía”, como lo definió Beethoven.

Tras el de Vigo, en un espectáculo que disfrutaron en exclusiva los ganadores de una promoción de 1906, el dúo croata volverá a España pronto. Será en julio cuando Stjepan Hauser y Luka Sulic regresen con los violonchelos para tocar mucho más de lo que parece.