Adiós Clark Terry

Adiós Clark Terry

23 de febrero de 2015

Texto: Luis Miguel Flores

El sábado 21 de febrero de 2015 entonamos un “adiós Clark Terry”. El legendario trompetista falleció a los 94 años en su ciudad de origen, San Luis, Missouri, donde había nacido el 14 de diciembre de 1920. Pieza clave en las orquestas de Duke Ellington y Count Basie en los 40 y 50, fue colaborador de Quincy Jones, J.J. Johnson u Oscar Peterson además de grabar docenas de discos como líder de sus propios grupos o ser profesor de Miles Davis. Se mantuvo en activo prácticamente hasta que se lo impidió la gravedad del proceso diabético que acabó con su vida.

Clark Terry comenzó su andanza profesional tocando en clubes de San Luis, y estuvo en una banda militar de la armada estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial. A la vuelta, se convirtió en miembro destacado de las orquestas tanto de Count Basie como de Duke Ellington. En los 60 colaboró con Quincy Jones y fue el primer músico afroamericano de la orquesta del programa televisivo The Tonight Show. Además de tocar la trompeta, fue allí donde desarrolló su famoso canto scat “mascullado” que le llevó a tener bastante éxito con el tema “Mumbles”.

Su carrera como líder había empezado en 1955 con el disco “Clark Terry”, en el que brillan invitados de lujo como Horace Silver o Art Blakey y los arreglos de su futuro “empleador”, Quincy Jones. En los 60 y los 70 colaboró asiduamente con el trío del pianista Oscar Peterson y colideró un grupo con el trombonista Bob Brookmeyer. Además, giró con las Newport Jazz All Stars o Jazz At The Philharmonic.

Una de sus mayores pasiones fue involucrar a los jóvenes en el jazz. Actividad que desarrolló desde el inicio de su carrera. A partir de 2000 -además de organizar los Clark Terry Jazz Festivals y aparecer él mismo en más de 50 festivales de 6 continentes-, Terry montó campamentos de jazz para los jóvenes. En 2014 se estrenó el documental “Keep On Keepin’ On”, que muestra la labor de Terry como mentor del joven prodigio del piano Justin Kauflin.

Clark Terry se caracterizó por su buen humor sobre el escenario. Firmó más de 200 canciones. En 2010 recibió un Grammy Honorífico a toda su carrera después de haber recogido otros dos Grammy a lo largo de su carrera. El crítico Martin Chilton dijo de él: “Terry fue ante todo un maestro, un educador con profunda y duradera influencia en varias generaciones de músicos”. Adiós Clark Terry.