Disco del Mes, Noviembre 2014. Gregory Porter: “Liquid Spirit”

Disco del Mes, Noviembre 2014. Gregory Porter: "Liquid Spirit"

15 de noviembre de 2014

Texto: Luis Miguel Flores

Hasta ahora, los Discos del Mes de Club1906 han sido álbumes clásicos y con unos años a las espaldas. Pero en esta ocasión elegimos un disco muy reciente -publicado en 2013- aprovechando que estos días (en nuestro país, concretamente, el martes 11 de noviembre) se edita una “Expanded Deluxe Edition” (¡Toma ya!) del  último trabajo de Gregory Porter: “Liquid Spirit”. Un clásico moderno. Un disco fundamental del jazz vocal (incluso ganó un Grammy en dicha categoría) de lo que llevamos de siglo 21.

GregoryPorterLiquidSpirit

Porter se postula como recambio perfecto para crooners de (pen)última generación como Jamie Cullum (acaba de grabar a dúo un fantástico “Don’t Let Me Be Misunderstood” para el último disco de Jamie Cullum que también se incluye en esta nueva edición de “Liquid Spirit”) o Michael Bublé. Como ellos, tiene un indiscutible encanto pop (en su caso, aumentado por sus decididas incursiones en el blues y, sobre todo, el soul) que le puede acercar a todo tipo de públicos. Esa apertura se deja sentir también en esta edición aumentada del disco, donde canta con Laura Mvula y Ben L’oncle Soul y se deja remezclar por St Germain o Alex Patchwork.

Además de poseer una cálida pero potente voz de barítono y un fraseo limpio y elegante, Porter es un sólido compositor. En “Liquid Spirit” (debut para Blue Note y su tercer disco tras  “Water” de 2010 y “Be Good” de 2012) firma 11 de las 14 canciones; muy notables “No Love Dying”, “Musical Genocide”, “When Love Was King” o “Movin'”. Destaca además su contagiosísima versión (muy a lo Cullum) de “The ‘In’ Crowd”, original del Ramsey Lewis Trio.

Porter es fiel a sus músicos; le acompaña la misma banda de “Be Good”: Yosuke Sato y Tivon Pennicott en los saxos, Chip Crawford en el piano, Aaron James al bajo y Emanuel Harrod a la batería. Con colaboraciones de alto nivel como la del trompetista Curtis Taylor o Glenn Patscha a los teclados.

La producción corre a cargo de Brian Bacchus, cuyo nombre aparece en discos de Randy Weston o Terry Callier y es responsable entre otras cosas de que Norah Jones firmase con Blue Note. Bacchus no se entromete y va al grano: consigue un sonido clásico limpio y sencillo que realza la indudable calidad vocal de Gregory Porter.