Listas Spotify: Lo mejor del acid jazz

Lista Spotify_lo mejor del acid jazz

22 de octubre de 2015

Texto y selección: Manuel Recio

A finales de la década de los 80, unos DJ’s de Londres empezaron a pinchar unos ritmos de fuerte raíz afroamericana como reacción a la música dance llena de samplers y programaciones. En los 90, la escena londinense se llenó de bandas que reivindicaban los grooves bailongos pero sin perder la esencia orgánica de los instrumentos reales en una ponderada mezcla de soul, funk y hip-hop. Se dio a conocer como acid jazz y bandas como Jamiroquai, The Brand New Heavies o Incognito se convirtieron en sus máximos exponentes. Lo mejor del acid jazz es un viaje a las pistas de baile de la mano de sus mejores representantes.

El DJ Gilles Peterson, un enamorado del jazz-funk, fue el primero en popularizar el término acid jazz cuando pinchaba los llamados ‘rare grooves’ en las discotecas de Camdem, Londres. Enseguida se creó una escena consistente de bandas que se sumaron al movimiento como por ejemplo Young Disciplines con la vocalista Carleen Anderson.

Posteriormente Gilles fundó el sello seminal Acid Jazz Records donde grabarían los artistas más importantes del género, desde GallianoJames Taylor Quartet hasta Incognito o The Brand New Heavies, las joyas de la corona y las bandas que representaron con mayor acierto el estilo. Los primeros años de la década de los 90 fueron la gran explosión.

Combos como Corduroy, en su vertiente más instrumental y fusión, US3 en la versión más hiphopera, Tok Tok Tok en el extremo más jazz o Jamiroquai en el lado más comercial lo petaron no solo en las pistas de baile sino en las listas de éxitos del Reino Unido. El acid jazz alcanzó gran popularidad en países como Alemania, Japón y Brasil.

Soul, funk, disco, jazz, R&B, hip-hop… el acid jazz se caracterizó por mezclar pasajes instrumentales de poderosas secciones de vientos y teclados vaporosos, con bases rítmicas bailables, guitarras funks, estribillos bailables y vocalistas de esencia negra sin olvidar las melodías adictivas y pegadizas.

En esta lista no podían faltar algunos de sus himnos más destacados como Canned Heat de Jamiroquai, Don’t You Worry ‘Bout A Thing de Incognito, Apparently Nothing de Young Disciplines y, cómo no, Never Stop de los Brand New Heavies. Que no quede nadie sin mover el esqueleto.