Listas Spotify: Los Mejores Standards de Jazz

Ella Fitzgerald y Louis Armstrong en Listas Spotify: Los Mejores Standards de Jazz 1

18 de septiembre de 2014

Selección y texto: Luis Miguel Flores

Aprovechando la  inminente edición del “Cheek To Cheek” conjunto de Tony Bennett y Lady Gaga, os ofrecemos otra de nuestras Listas Spotify: Los Mejores Standards de Jazz 1. Primera, ineludible y necesaria inmersión (de muchas) en el mundo del standard a la que nos dan pie las 11 canciones elegidas por la extraña pareja para el álbum. Standards todas, reconocibles y con decenas de versiones. Hemos escogido 3 históricas de cada (por dar una visión panorámica y elástica de estos clásicos, con voces masculinas y femeninas e instrumentales) y añadido las que ya se han adelantado del disco de Bennett y Gaga.

Pero empecemos por el principio: ¿Qué es un standard? Vendría a ser algo así como el fondo de armario del jazz. O quizá su arquitectura básica. Se trata de canciones (normalmente con éxito comercial, aunque no sea imprescindible) que los artistas de jazz incorporan de forma masiva a su repertorio clásico, aunque solo sea para usarlas como punto de partida para sus improvisaciones. Con o sin voz. Aprovechando aunque sea únicamente la melodía y sus acordes básicos. Muchos de estos standards están compuestos por los propios artistas de jazz (de Duke Ellington a Thelonius Monk) mientras otros llevan la firma de compositores insignes de la música popular estadounidense: Irving Berlin, Jerome Kern, George Gershwin

…O el gran Cole Porter, responsable de la canción que abre “Cheek To Cheek”, “Anything Goes”. Compuesta en 1934 para el musical homónimo, una de las versiones más famosas es la grabada por Sinatra para su megaexitoso “Songs For Swingin’ Lovers!” de 1956. Ese mismo año, Ella Fitzgerald le añade un punto de swing en su espectacular Songbook de Cole Porter. También elegimos la interpretación de Ella ( en uno de sus irresistibles dúos con Louis Armstrong) para el tema titular: “Cheek To Cheek”, original de Irving Berlin (escrita en 1935) de la que añadimos los covers de Sarah Vaughan y el mismísimo Fred Astaire.

“Nature Boy” es una composición de un eden ahbez (bautizado George McGrew) en plena comunión con la naturaleza. La escribió mientras vivía en una cueva inspirado por los Naturmensch de los 40, una especie de grupo precursor del movimiento hippy. Nat King Cole la llevó al éxito. La presentamos también en boca de Harry Connick Jr. y en una peculiar versión cha-cha-cha de Etta Jones.

“I Can’t Give You Anything But Love” se remonta a los años 20. Obra de Jimmy McHugh y Dorothy Fields, su versión más conocida es quizá la de Lena Horne en la película “Stormy Weather”. Añadimos otra de Louis Armstrong y rematamos con un  tercer cover de lujo: Django Reinhardt con el violín de Stephane Grappelli y la voz de Freddy Taylor.

“I Won’t Dance” (compuesta por Jerome Kern, Oscar Hammerstein II y Otto Harbach para el muiscal “Three Sisters” de 1934) sonó como nunca en la voz de Blossom Dearie (a reivindicar) allá por 1957, con algunos versos en francés. Sinatra y la orquesta de Count Basie la llevan a ese estado mágico del swing pluscuamperfecto que sólo ellos conocen. Y Oscar Peterson y -de nuevo- Stephane Grappelli la llenan de elegancia.

“Firefly” (de Cy Coleman y Carolyn Leigh) es la menos conocida del lote y la recuperamos en la garganta del propio Tony Bennett, también con Count Basie y su orquesta. “Lush Life” (del gran Billy Strayhorn) pertenece al repertorio de la orquesta de Duke Ellington. Preciosa en la voz oscura y profunda de Johnny Hartman (con la pequeña ayuda de un tal John Coltrane), exótica y lujosa la versión de Nancy Wilson y sorprendente la lectura al piano de Chano Domínguez.

Hablando de Duke Ellington: él compuso “Sophisticated Lady” y junto a su orquesta la hizo grande en los 40. Un muy sofisticada Lady, Lady DayBillie Holiday– la borda desde su incurable melancolía y Art Tatum y Ben Webster la arrastran como nadie. Burke y Van Heusen compusieron “But Beautiful” en 1947. Gregory Porter la trae al siglo 21, rendimos homenaje al recientemente fallecido Joe Sample en su versión junto a su inseparable Randy Crawford y Bill Evans y Stan Getz la convierten en terciopelo.

Más versiones  contemporáneas: Diana Krall y su calmado “Let’s Face The Music and Dance” (del gran Irving Berlin, 1936) frente al mambo que monta Anita O’Day y la delicia orquestal que envuelve a un Nat King Cole más animado de lo habitual. Último tema: “It Dont Mean A Thing (If It Ain’t Got That Swing)”, de Duke Ellington e Irving Mills. Año 1931. Nina Simone la revoluciona sin dejar de citar la Era del Swing, Sarah Vaughan da una lectura algo más clásica y el trío de Sonny Rollins la lleva a irresistible territorio hard bop.

Disfrutad de otra de nuestras Listas Spotify: Los Mejores Standards de Jazz 1