Novedades discográficas. Julio 2014

ilvia Pérez Cruz & Raül Fernández Miró: "Granada" 01

30 de junio de 2014

Texto: Luis Miguel Flores

Las novedades de este mes vienen exclusivamente por parejas. Un cuarteto de parejas, concretamente. Fusiones musicales variopintas y generalmente desnudas, aportadas por dos componentes, en principio, bastante distintos entre sí. 3 de las 4 son, además, novedades nacionales, lo cual nos alegra especialmente: Keith Jarrett + Charlie Haden; Chano Domínguez + Niño Josele; Silvia Pérez Cruz + Raül Fernández Miró; Pablo Novoa + Nono García.

4 años después de su “Jasmine” el teclista Keith Jarret y el contrabajista Charlie Haden retoman con “Last Dance” esa íntima conversación que surge entre dos amigos que no se han visto en unos años pero -en el momento en que se reencuentran- convierten el tiempo transcurrido se convierte en poco más que un rato. Y en este nuevo baile, leen standards con la tranquilidad de los que ya no tienen nada que demostrar. Joya.

Como joya sorprendente es la unión de Pablo Novoa y Nono García en “Radio Pesquera”. Una emisora (solo emite novedades, ojo, todos los temas están escritos para la ocasión) que acerca dos puertos tan distantes como Vigo y Barbate. Y dos formas de entender la música tan diferentes como las de Novoa y García. Por suerte, el encuentro entre estos dos veteranos tripulantes de mil barcos llega a buen puerto. Y entre el blues, el jazz y el flamenco (y más cosas) se arma un dúo de guitarras (sin más: Novoa la eléctrica y García la española) que nunca es duelo, que acaba convergiendo en algún punto del mar (normal, con títulos como “Viento en popa”, “Calma chicha”, “Palangre” o “Percebes”) y a la vez es algo así como traer el jazz manouche al siglo 21 ¡Qué bonito!

Y siento repetirme pero lo de Domínguez y Josele, Chano y El Niño, también es un rato bonito. Hablando de gypsy-jazz hay una versión del “Django” de John Lewis, pero lo de este dúo acaba más cerca de las costas brasileñas (hay no una sino dos versiones de Jobim), el Albayzín (una preciosa composición de Chano, “Solitude In Granada”) y hasta Liverpool (ese “Because” de los Beatles). Si gusta la producción, recaiga la culpa en el dúo y en Fernando Trueba, que una vez más viene a bañarse en la fusión.

Y de delicatessen (tómese el sentido literal de exquisitez y el algo más oblicuo de delicadeza) va también “Granada”. El mano a mano entre Silvia Pérez Cruz (esa voz a punto de romperse, que se rompe; débil y rasposa) y Raül Fernández Miró (otro aventurero del indie, más conocido como Refree, capaz de enfrentarse a casi cualquier cosa y aficionado a salir airoso) funciona en un precario equilibrio de voces y guitarras (y muy poco más) al borde de la desaparición, donde el silencio pesa. Un carrusel de versiones variopintas en castellano, catalán, francés o inglés que desde luego el dúo -para bien o para menos bien, hay opiniones- arrima a su orilla.