Actualidad
Reseña: Avishai Cohen: From Darkness

Reseña. Avishai Cohen: From Darkness

Tras las hermosas excursiones sinfónicas de “Almah”, tenemos nuevo disco del contrabajista Avishai Cohen: “From Darkness”, que le devuelve a la esencia del trío de jazz. O, mejor dicho, a su amplia y elegante forma de entender el trío de jazz. Una vez más, en compañía del batería Daniel Dor (muy joven pero sobradamente preparado: un portento) y el versátil pianista Nitai Herskovits. Lo más destacable de “From Darkness” es la facilidad con la que, dentro de cada composición, el trío puede transitar sin esfuerzo entre jazz fusión, música clásica, ritmos latinos…: la enorme fluidez. Y por supuesto la originalidad, delicadeza y/o vitalidad melódicas a las que Cohen nos tiene acostumbrados.

Stéphane Belmondo: "Love for Chet"

Reseña Stéphane Belmondo: “Love For Chet”

El título no engaña en el último disco del trompetista Stéphane Belmondo: “Love For Chet” (naïve, 2015) es un homenaje directo al también trompetista -y cantante ocasional- Chet Baker. A un Chet crepuscular; a las grabaciones de Baker para el sello SteepleChase en los primeros 80, junto al guitarrista Doug Raney y el gran contrabajista danés Niels-Henning Ørsted Pedersen. Justo en los años previos a que le conociese Stéphane Belmondo, que demuestra su amor a Chet -y a estas canciones- junto al contrabajo de Thomas Bramerie y la guitarra de Jesse Van Ruller.

Reseña Exclusiva Club 1906 José James: "Yesterday I Had the Blues"

Reseña exclusiva. José James: Yesterday I Had the Blues

Club 1906 os ofrece una reseña discográfica en exclusiva, 20 días antes de su publicación. La de un hermoso homenaje a Billie Holiday en el año de su centenario. El que le rinde José James: Yesterday I Had the Blues. Irreprochable selección de 9 canciones del repertorio de Lady Day en la -excesivamente- respetuosa versión del vocalista. José James es toda una revelación del jazz vocal de los últimos años, gracias a sus cuatro discos anteriores, los dos últimos para Blue Note. En el quinto, se entrega incondicionalmente a la que considera su “madre musical”.

Reseña exclusiva. Melody Gardot: Currency of Man

Club 1906 os ofrece, una vez más, una reseña exclusiva. Melody Gardot: Currency of Man, dos meses antes de su publicación, el 1 de junio de 2015. La propia Gardot lo define con frases como “un salto a lo desconocido” y “algo que no había hecho nunca”, además de calificarlo como “un viaje”, “una película”, “un sueño” o “un collage mutante”. Hay un poco de todo ello pero, ante todo, se trata de una apuesta tan arriesgada como, finalmente, ganadora; es, de largo, lo mejor que Melody Gardot nos ha entregado hasta ahora.

Actualidad ciclo 1906 jazz

Crónica de Christian McBride Trío. Madrid, Teatro Lara, 1 de junio de 2015. VIII Ciclo 1906 de Jazz

El poderoso trío de Cristian McBride ha sido el encargado de cerrar el VIII Ciclo 1906 de Jazz en el Teatro Lara de Madrid, en un primer día de junio, que a pesar del aroma a verano, ha conseguido llenar casi por completo las butacas del vetusto recinto. La lista de nombres con los que ha colaborado McBride abarcaría toda esta crónica y daría para llenar cinco más. Milt Jackson, Freddie Hubbard, Joshua Redman, Sonny Rollins, Dee Dee Bridgewater, Chick Corea… Fuera del jazz, su nombre ha estado asociado a Sting, Celine Dion, Isaac Hayes… hasta los mismísimos James Brown y Paul McCartney se han beneficiado de su talento. En círculos jazzísticos lo llaman el nuevo Ron Carter, pero McBride no parece querer emular a nadie. Con una dilatada trayectoria, su propuesta en la desnudez del formato trío suena sincera, personal, generosa y, sobre todo, muy sólida.

Chano Dominguez y Niño Josele. VIII Ciclo 1906 de Jazz. Fotografía: Jaime Massieu

Crónica de Chano Domínguez y Niño Josele. Madrid, Teatro Lara. 13 de abril de 2015.

Chano Domínguez y Niño Josele afirman ser alérgicos a las etiquetas. Y sobre el escenario – sin ir más lejos, en el del Teatro Lara, dentro del VIII Ciclo 1906 de Jazz- tienden a ignorarlas. Asaltan su cumbre desde un campo base en el que conviven jazz y flamenco pero -me cuentan ellos mismos en la entrevista previa al concierto- lo suyo es “la música del siglo 21, para la que los periodistas os tendréis que inventar alguna etiqueta nueva”. Son “Dos en la carretera”, como en la versión que ellos mismos hacen de Mancini. Una carretera con la que -a fuerza de transitarla- se siguen sorprendiendo, curva tras curva.

Dave Douglas High Risk en VIII Ciclo 1906 de Jazz. Foto: Jaime Massieu

Crónica de Dave Douglas High Risk. Teatro Lara, Madrid. 27 de abril de 2015. VIII Ciclo 1906 de Jazz

Cuando alguien de por sí arriesgado llama “alto riesgo” a su nuevo proyecto musical… podemos esperar cualquier cosa. Si contamos con el pedigrí y la vocación de borrar fronteras de Dave Douglas, podemos esperar cosas -como mínimo- interesantes. Si añadimos a un batería como Mark Giuliana, al bajista Jonathan Maron y al mago de la electrónica Shigeto, la apuesta es -definitivamente- ganadora. No quedaba otra: lo de Dave Douglas High Risk en el Teatro Lara fue estratosférico.

Crónica de Al Foster Quartet. Madrid, Café Berlín. 24 de marzo de 2015.

Crónica de Al Foster Quartet. Madrid, Café Berlín. 24 de marzo de 2015.

Al Foster o cómo dirigir sin imponerse. El que fue fiel escudero de Miles Davis durante los 70 y los 80 sabe parapetarse tras sus enormes platillos para mandar sin mandar, desde la retaguardia, a su Al Foster Quartet. Generoso. Organiza sin avasallar. Comanda un tributo al mítico batería Art Blakey dando amplio espacio a los demás. Y, como éste, apoyándose en talento joven casi aún por estallar. Sangre fresca para revitalizar a un clásico. Al Foster Quartet abriendo con categoría el VIII CIclo 1906 de Jazz en el Café Berlín.

Concierto Antonio Serrano. Café Berlín. VIII CIiclo 1906 de Jazz. Foto: Jaime Massieu

Crónica de Antonio Serrano. Café Berlín, Madrid. 16 de abril de 2015. VIII Ciclo 1906 de Jazz.

No lo llamen concierto, llámenlo espectáculo. En la puesta en escena de ‘Harmonious’, Antonio Serrano -lo dice él mismo, en la entrevista que le pudimos hacer- es una mezcla de músico, mago y cómico. Humor, ingenio, armónicas de mil tamaños, un sintetizador y dos pedales de efectos son los mimbres de este show, la banda sonora de una vida en la que -claro- hay mucho más que música. Nosotros acudimos al despliegue de este cuento sonoro como si fuéramos niños: con los ojos muy abiertos, fascinados, divertidos, arrebatados… los oídos felices. Pasen y vean.